La Vanidad


 La Vanidad, muchos la consideran necesaria, para aumentar su Ego, para hacer explotar su personalidad, sin embargo puede ser una arma de doble filo

También es un pecado capital, pero puede darse de diferentes formas....


Hoy estuve viendo una película de la Historia de los Griegos y sobre ellos, lo que más me dejó impactado de su historia es que son una raza muy bella, puesto que son de raza tipo nórdica, pero que tenían sentimientos muy muy poderosos de grandeza, soñadores e idealistas que querían transformar radicalmente su era en la que vivían

Esos sentimientos de grandeza eran tan fuertes y grandes que también eran una maldición para ellos, porque de ahí derivaban otros sentimientos negativos que se transformaban en su perdición

Hoy en día, la gente utiliza el ego y la vanidad pero en diferentes formas

La Vanidad y el Ego, son primos hermanos y son todo lo contrario de los sentimientos de sencillez, humildad que todos debemos de tener

Los mejores hombres, los mejores grupos y equipos han llegado muy lejos dejando atrás sus egos y utilizando las mejores virtudes que los llevan al camino del verdadero éxito

El verdadero éxito es entender mejor la vida, es ser quien somos en realidad, es ser sencillos, trabajar con humildad y no dejar engañarnos por quien no somos, porque si mentimos para ser otra persona que no somos es devorarse a sí mismo

Aprender con el tiempo que trabajar con pasión y con humildad nos llevará a los verdaderos senderos que Dios nos tiene contemplado a cada uno de nosotros

Pero es necesario que cada persona, cada uno de nosotros nos demos cuenta que las palabras de Jesús que nos dió a todos, es ahí donde debemos encontrar la verdadera grandeza de sus enseñanzas.

Con Aprecio Cuaumaciel